Fondo Marca Lima

Fast fashion: ¿qué es y por qué es malo para la ecología?

fast_fashion

El Fast fashion o “moda rápida” es un fenómeno que ha cobrado mucha fuerza en el siglo XXI debido a la facilidad que le brinda a la gente de acceder a ropa de tendencia a muy bajo costo. Las tiendas de ropa ya no solo se centran en crear prendas para cada estación, sino que producen aceleradamente ropa muy llamativa y a la moda, a precios accesibles pero perjudicando al medioambiente y a los trabajadores de la industria. A continuación, en Marca Lima te brindamos la información más relevante sobre el Fast fashion y las alternativas que existen para vestir de manera sostenible. 

 

Actualmente, el Fast fashion representa la creación de 50 colecciones de ropa al año, con un promedio de siete usos por prenda, lo cual genera un consumo excesivo e innecesario. Además, es importante hacer notar que la moda rápida impacta al planeta ya que utiliza recursos naturales y contamina el agua, el aire y emite residuos tóxicos para los seres vivos. Es momento de reflexionar al respecto y empezar a cambiar la visión de la moda mediante un consumo responsable.

 

¿Qué es el Fast fashion?

Podemos decir, entonces, que el Fast fashion es una especie de filosofía del vestir, en la cual el consumo rápido es fundamental, ya que la moda es muy pasajera y no se pueden repetir las prendas. En ese sentido, el Fast fashion promueve la creación de colecciones semanales donde el diseño de tendencia y la baja calidad son las principales características. Así, las personas sienten la necesidad de renovar sus prendas en un período muy corto de tiempo, casi sintiendo la obligación de comprar más prendas para “estar a la moda”. Con esa mirada la ropa se vuelve casi descartable, generando un círculo vicioso que ocasiona impactos negativos en el medioambiente y la sociedad.

 

Uno de los problemas del Fast fashion es que promueve el consumo excesivo de ropa sin tener la verdadera necesidad de hacerlo. No crea conciencia sobre que es mejor la calidad antes que la cantidad, ni promueve el consumo responsable, el reuso ni el reciclaje.

 

Por otro lado, el Fast fashion contamina al medioambiente, especialmente el agua y el aire. Por ejemplo, crear una blusa de algodón consume 2700 litros de agua, mientras que se emiten en promedio 4 kg de CO2. Según el World Resources Institute, la industria textil ocasiona el 20% de la contaminación industrial del agua. Estos datos demuestran el daño que la moda rápida está generando y puede seguir ocasionando en el futuro. Sin duda, son cifras preocupantes que deben llamar la atención e incentivar el consumo responsable.

 

Además, hay otro punto muy criticado de esta industria y es que existe mucho abuso de la mano de obra. Al producir prendas tan económicas y desechables, se debe utilizar mano de obra barata y, para ello, se recurren a hombres, mujeres y hasta niños que laboran más horas de lo debido sin una remuneración justa. Se conoce que diversas empresas del Fast fashion recurren a países con condiciones laborales precarias para aumentar sus ganancias a costo de la explotación. Entre estos países se encuentran India, Indonesia, Malasia, China, Camboya, entre otros.   

 

¿Cuál es el impacto ambiental del Fast fashion?

El Fast fashion tiene un impacto negativo en el medioambiente ya que contamina los recursos naturales como el aire, el agua y la tierra. Al producir la ropa a gran escala y tan rápidamente generan emisiones de CO2, residuos químicos y microplásticos dañinos para cualquier ser vivo. La moda rápida está afectando la salud de los seres humanos y la flora y fauna del planeta, por lo cual se debe tomar consciencia para parar este consumo excesivo e innecesario.

 

Si bien el Fast fashion permite que más personas accedan a ropa de moda aunque de baja calidad, su impacto en el planeta está siendo devastador y en algunos años podríamos sufrir las consecuencias. Pareciera que la compra consecutiva de prendas no es perjudicial, sin embargo, en los últimos veinte años el consumo de ropa ha crecido en un 400%, una cifra realmente peligrosa y que demuestra que no existe consciencia de la cultura de consumo actual. 

 

La producción de prendas de la industria del Fast fashion excede la demanda, lo cual ocasiona incluso más contaminación porque la ropa que no se vende o que pasa de temporada se bota o quema. Para tener una idea más clara, según la Fundación Ellen McArthur cada segundo se bota o se quema un camión de basura lleno de ropa. ¿Qué necesidad existe de realmente estar cambiando cada semana de atuendo? Existen alternativas en la industria de la moda que son más amigables con el medioambiente, como la ropa sostenible y la ropa ecológica.

 

La ropa sostenible y la ropa ecológica

Una alternativa frente al Fast fashion es el uso de ropa sostenible, la cual nace del concepto de moda sostenible. Esta filosofía se preocupa por crear prendas con productos sostenibles, eco amigables y de buena calidad, que puedan perdurar en el tiempo sin producir una huella de carbono. Además, apuesta por un trato justo a los trabajadores de la industria, brindándoles un pago y trato adecuado. Si bien esta ropa pueda tener un precio mayor a la del Fast fashion, su calidad lo merece, así como su preocupación por el cuidado del medioambiente. Estas prendas pueden durar en buen estado durante muchos años sin contaminar al planeta.

 

Asimismo, la ropa ecológica es otra alternativa frente a la moda rápida, la cual se basa en el concepto de moda ecológica. Este postula que las prendas deben confeccionarse con cultivos que hayan crecido respetando el medioambiente. En ese sentido, la ropa elaborada con materiales reciclados podría cumplir este criterio. Una empresa de moda ecológica podría implementar tejidos reciclados y ecológicos para realizar su ropa, lo cual preservaría al planeta y fomentaría el reuso y reciclaje. Así, se puede emplear algodón, lino o fibras vegetales que se han cultivado con agricultura ecológica. Definitivamente, la producción sintética y química no tienen cabida, los tintes y demás productos a usar tienen que ser naturales para ser coherentes con el propósito de cuidar la tierra de la contaminación.

 

Marcas de ropa sostenible y ecológica en el Perú

En el Perú es posible encontrar marcas de ropa sostenible y ecológica, que se preocupan por el impacto en el medioambiente y por brindar un trato justo a sus trabajadores. Además, cuentan con un estilo único y una alta calidad de confección. A continuación, te mostramos dos marcas.

 

Estrafalario

Estrafalario es una marca de moda sostenible cuyo propósito es transformar la vida de mujeres en situaciones vulnerables y co-crear piezas versátiles y conscientes con el medioambiente. Sus diseños son innovadores, coloridos y de muy buena calidad.

 

Sustainable Peruvian Knitting

Sustainable Peruvian Knitting es una marca de moda sostenible cuyos principales valores son tener un estilo minimalista y cuidar el medioambiente. Ellos utilizan algodón peruano y telas poliéster hechas de material reciclado (PET). Sus diseños cuentan con colores suaves y son muy cómodos.

 

En Marca Lima trabajamos de la mano de diversas empresas que apoyan la moda sostenible y ecológica, fomentando la protección del medioambiente y el trato justo a los empleados de la industria. Sostenemos que es importante generar conciencia en los peruanos sobre el impacto que el consumismo está generando en el país y el mundo, lo cual debe cambiar con pequeños actos como el reciclaje. Si deseas narrar alguna historia que fomente la igualdad, la ciudadanía, el cambio social o el cuidado del medioambiente, cuenta con nuestra experiencia ya que estaremos felices de acompañarte en cada parte del proceso.

¿Quieres saber más sobre nuestra historia y los servicios que ofrecemos? Visita nuestro blog y descubre todo lo que involucra a Marca Lima.

Preguntas Frecuentes:

¿Qué es la fast fashion?
Fast fashion es una especie de filosofía del vestir, en la cual el consumo rápido es fundamental, ya que la moda es muy pasajera y no se pueden repetir las prendas. En ese sentido, el Fast fashion promueve la creación de colecciones semanales donde el diseño de tendencia y la baja calidad son las principales características.

¿Cuál es el impacto ambiental de la fast fashion?
El Fast fashion tiene un impacto negativo en el medioambiente ya que contamina los recursos naturales como el aire, el agua y la tierra. Al producir la ropa a gran escala y tan rápidamente generan emisiones de CO2, residuos químicos y microplásticos dañinos para cualquier ser vivo.

¿Cuáles son las Marcas de ropa sostenible y ecológica en el Perú?
Estrafalario y Sustainable Peruvian Knitting.