Empresa Ciudadana: ¿Qué es y cuáles son sus características?

empresa-ciudadana

Las empresas ciudadanas son el futuro de la responsabilidad social y el cambio sostenido. Para ello, no solo es importante que la empresa como organización se comprometa con una causa, sino que sea capaz de motivar a sus colaboradores a hacer lo mismo. Conoce qué es una empresa ciudadana y cuáles son sus características. 

 

Es indiscutible que las empresas se han convertido en actores clave para la construcción de la sociedad global. Esto no solo se debe a su papel económico, sino también a su influencia en las distintas dimensiones del sistema social. Esto quiere decir que la empresa es indispensable para alcanzar un modelo sostenible. 

 

Teniendo en cuenta a la sociedad actual, es necesario que las empresas salgan de su papel económico y se involucren más con la ciudadanía, demostrando que pueden ser responsables del impacto que puedan tener en las comunidades al mismo tiempo que se comprometen con otras causas sociales para generar un cambio positivo.

 

 

¿Qué es la empresa ciudadana?

Alboan, una ONG jesuita de cooperación internacional, define a las empresas ciudadanas como aquellas que se consideran responsables de sus acciones, participan en los debates sociales y son capaces de vincularse para alcanzar un modelo de sociedad más justo y sostenible. 

 

Esto quiere decir que una empresa ciudadana es aquella que es capaz de generar un impacto positivo en la sociedad sin esperar una retribución económica por ello. Es importante, además, que sea capaz de convocar a sus colaboradores para que se comprometan con las causas y se conviertan en voluntarios, fomentando la participación ciudadana. 

 

Los expertos aseguran que las empresas también son parte de una sociedad, por ende, tienen una serie de responsabilidades y compromisos con ella que deben cumplir. Es importante destacar que una empresa no puede existir fuera de una sociedad, ya que es ella la que le proporciona los recursos que necesita para producir. 

 

¿Qué es la ciudadanía? 

Ya hablamos de lo que es una empresa ciudadana, pero vale la pena definir, además, lo que es la ciudadanía. Esta se considera como un derecho y un deber a la vez, siendo la expresión máxima de participación de las personas en la vida pública del país o comunidad donde se desenvuelven. 

 

La ciudadanía nos permite participar en la toma de decisiones importantes en nuestra comunidad al mismo tiempo que nos obliga a respetar las normas. Se podría decir que el nivel máximo de participación que puede generar la ciudadanía se produce cuando los habitantes se organizan para realizar actividades de impacto socio ambiental para generar un cambio positivo.

 

Teniendo esto en cuenta, una empresa ciudadana debe participar en el debate público sobre lo común para que pueda comprender las necesidades de la comunidad donde se desarrolla y así identificar los posibles aportes con mayor potencial que puedan poner en práctica. 

¿Cómo puede hacer ciudadanía una empresa?

 

Existen distintas maneras en las que una empresa puede hacer ciudadanía, para ello es necesario que primero identifiquen sus valores y encuentren las causas sociales que se alineen con ellos. El siguiente paso consiste en concretar acciones, de la mano con sus colaboradores, para empezar a generar un cambio. Estas son algunas de las acciones que pueden realizar las empresas:

  • Generar alianzas con organizaciones: 

Una excelente manera de hacer ciudadanía es generar alianzas con ONGs u organizaciones sociales para realizar donaciones o actividades en conjunto. Por ejemplo, las empresas pueden organizar colectas internas para enviar alimentos, artículos de higiene personal o útiles escolares a las comunidades vulnerables con las que trabajan estas organizaciones. 

 

Por otro lado, también pueden organizar actividades en conjunto donde los colaboradores visiten a las comunidades para realizar charlas, llevar donaciones o cualquier otra iniciativa que tenga un impacto positivo en sus habitantes. 

  • Crear programas alineados a la función de la empresa: 

Otra forma de hacer ciudadanía es creando programas de voluntariado corporativo que generen oportunidades alineadas a la función de la empresa y lo que realiza. Por ejemplo, si una empresa se dedica a la tecnología, pueden realizar talleres de programación o soluciones tecnológicas para jóvenes en situaciones vulnerables. Si es una tienda de víveres, pueden donar alimentos a los más necesitados y crear campañas de concientización para motivar a más personas a ayudar. 

 

  • Involucrar a sus colaboradores en la toma de decisiones:

Es fundamental que las empresas sean capaces de involucrar a sus colaboradores en la toma de decisiones. Si cuentan con un comité de voluntariado, involucrarlos en el diseño, gestión y evaluación de los programas los ayudará a sentirse más comprometidos con la causa, fomentando su participación. 

 

Escuchar a los colaboradores para conocer sus intereses y habilidades también es clave para desarrollar actividades que los motiven a participar en los programas. Además, si se identifican con la causa, ¡mucho mejor! 

¿Cómo puedo hacer mi empresa ciudadana? 

Para que una empresa pueda considerarse ciudadana es fundamental que cumpla con una serie de características, valores y motivaciones que la definan. Estos son algunos de los más importantes: 

  • Ciudadanía como actividad: 

Los propósitos y valores de la empresa deben visibilizarse en la estructura, procesos y códigos para crear su propia cultura y, posteriormente, implicar al conjunto de la organización y la sociedad para plantearse cómo construir, comunicar, adaptar y revisar dicha cultura para así poder incorporar principios éticos que los relacionen con la ciudadanía. 

  • Combatir las brechas: 

Una empresa ciudadana debe aliarse con otros actores sociales que compartan el compromiso de combatir las brechas que alejan a las personas del mercado actual por su poder adquisitivo, discapacidad, edad o género. Sobre todo de los bienes y servicios básicos como alimentos o productos de higiene. 

  • Noción relacional: 

La empresa no puede considerarse como un mero sujeto económico. La empresa ciudadana es parte de la sociedad, reconoce la interdependencia de todos los agentes sociales para alcanzar el bien común y cuida su relación con cada uno de ellos. 

  • Ética y ley: 

Para considerarse ciudadana, una empresa debe asumir toda la responsabilidad de cumplir las leyes, además de imponer los límites necesarios para que su comportamiento evite “bordear” el marco legal y genere infracciones a los derechos humanos, el medioambiente, la comunidad, entre otros. 

Ejemplos de empresas ciudadanas

Estos son algunos ejemplos de empresas ciudadanas en el Perú y el mundo: 

1. AFP Integra

AFP Integra, del Grupo Sura, cuenta con su propio comité de voluntariado que han decidido dividir en tres subcomités donde cada uno se encarga de identificar aliados, aportar en el diseño del programa, convocar a colaboradores para su participación como voluntarios y hacer el debido seguimiento durante la duración del programa.

 

Estos subcomités han tenido un impacto importante en la sociedad peruana. Por ejemplo, durante la pandemia realizaron una alianza con la Municipalidad de Lima para desarrollar talleres de educación financiera a jóvenes. También se aliaron con PROA para diseñar talleres de educación financiera, pero en este caso dirigidos a jefas de familia.

2. Fundación Telefónica

La Fundación Telefónica de Movistar tiene años comprometida con la ciudadanía y ha creado cientos de iniciativas orientadas a mejorar la calidad de vida de los peruanos, disminuir las brechas de desigualdad y brindar herramientas a los más vulnerables. Todo esto gracias a la participación de sus voluntarios líderes que convocan y motivan a sus equipos a formar parte de estos programas.

3. La Caixa 

La Caixa es una asociación de voluntarios española que se dedica a realizar actividades dedicadas a ayudar a los más vulnerables. Durante los meses de restricción en España realizaron actividades de movilidad para brindar acompañamiento a quienes más lo necesitaban, además de desarrollar talleres de educación financiera, cartas contra la soledad de personas mayores y actividades de lectura para menores vulnerables. 

 

En MarcaLima también nos hemos convertido en una empresa ciudadana que trabaja para que cada vez más negocios se comprometan con las causas sociales. Es por ello que brindamos una serie de servicios orientados a la ciudadanía al mismo tiempo que creamos propuestas que visibilizan a los peruanos más destacados de Lima y sus necesidades.  

 

¿Quieres conocer más sobre nosotros y lo que hacemos? ¡Visita nuestra página web! Descubre nuestro compromiso con la ciudad y cómo estamos construyendo nuestra propia identidad.