Identidad visual: ¿qué es y cómo construirla?

Identidad Visual

La identidad visual es el conjunto de elementos visuales que hacen singular a la marca, es la construcción de la identidad de marca a través de elementos visuales. Por ende, implica toda una serie de procesos y no solo se queda en, por ejemplo, el logotipo. 

Si bien este es un elemento importante y, tal vez, el principal en la identidad visual, no es el único. Se debe considerar que cada parte cumple una función. Ya sea el logotipo, la paleta de colores que se utilizará, el modo de diagramación, letras, etc. 

Ahora, todo ello no se escoge solo porque es bonito visualmente, sino que tiene un trasfondo. Este debe reflejar la identidad de la marca, los valores que propone y no estar desconectada de sus lineamientos.

Entonces, primero se debe conocer cuál es la identidad de marca, que se podría simplificar en: 

  • Brand essence (esencia de marca)
  • Brand personality (personalidad de marca)
  • Brand voice (identidad verbal, la forma peculiar cómo se identifica la marca)
  • Visual brand identity (branding visual de marca)
  • Sensory branding (branding sensorial).

Una vez conocida la identidad o esencia de marca se puede iniciar a elaborar cuál será la identidad visual de la misma. Esta comprende una parte gráfica que debe representar la imagen de la marca, los valores, los lineamientos, todo lo que a primera impresión deberíamos saber de la marca. 

Estos estímulos sensoriales que emite el cerebro al ver un logo, por ejemplo, deben de ser positivos, que haga que el público objetivo también se sienta identificado, que sienta algo familiar. 

Aspectos clave para una identidad visual

Los aspectos principales que se deben de tomar en cuenta son: 

Análisis de mercado

Análisis de Mercado

Es el primer paso que se debe considerar. Cómo saber qué quiere el público objetivo si no conocemos sus gustos y preferencias. ¡Imposible! 

Entonces, se debe primero analizar qué es lo que quiere mi target, además de también monitorear a la competencia. ¿Cómo se presentan otras empresas del mismo rubro ante los potenciales clientes? 

Esto permitirá tener una visión más ampliada, más panorámica de la realidad y a partir de allí barajar las opciones que tengo para desarrollar una que sea diferenciada, con valor agregado que la haga única. 

Un buen nombre

Tarjeta Nombre

En un entorno repleto de marcas, lo que menos necesita el público es que aparezca otra que se parezca a las demás. Esto lo único que ocasionará es que se quede en el olvido y pase a formar parte del montón. 

Por ello, un buen nombre de marca es vital, permite que sobresalgas de los demás y para ello se necesitará mucha creatividad y estrategia para que el nombre no contradiga los valores o lineamientos de la empresa.

Un logo memorable

Al igual que en el caso del nombre, vemos logos de distintos tipos de marcas hasta decir basta. Es más, no hay un día en el que dejemos de ver un logo. En el paradero, en el mercado, en la universidad, en el trabajo, incluso en tu mismo hogar.

Al estar este espacio sobresaturado, se necesita mucho esfuerzo para crear en el público el impacto necesario y bueno para que al menos le dé una oportunidad a tu marca. Cabe destacar que esto debe estar también ligado a la identidad general de la marca. 

Los colores también importan

Colores

Una buena paleta de colores que identifiquen a tu marca es un elemento más a considerar. Esa mezcla de colores particular puede significar el reconocimiento inmediato de la marca, aún sin el logo o algún otro elemento identitario. 

Por ello, la elección de colores también debe estar en armonía con los demás elementos.

Adecuada tipografía

El tipo de letra que se utilice también es clave. Incluso, expertos señalan que las mejores marcas pueden ser reconocidas solo por su tipografía, sin importar el contexto en el que se encuentren. Este es el caso de Coca Cola

Su tipografía es tan particular que así diga otra cosa y no Coca Cola, uno recuerda a la marca. Ese debería ser el objetivo al que se apunte.

¿Qué elementos componen la identidad Visual?

Los elementos gráficos que componen la identidad visual son:

Logotipo

Es verdad cuando dicen que un buen logotipo puede salvar tu vida. Imaginemos a la empresa como un ser vivo y al logotipo como el rostro. ¿Qué es lo que nos hace únicos de los demás? ¿No son acaso nuestras facciones? 

Algunos tenemos el rostro más redondo que otros, los ojos más grandes o pequeños, los labios más gruesos o delgados, la nariz más grande o más pequeña. Lo mismo aplica para el caso de los logos.

Es cómo te presentas a los demás. Es ese distintivo que te hace único y, por ende, no se puede parecer a otro. Se trata de una representación simbólica que refleja la personalidad, los valores, la esencia de la marca. 

Ahora, lo importante es estar seguros de cuál será el logotipo, ya que una vez utilizado es importante mantenerlo, respetar los colores y proporciones. Evitar las variaciones, ya que esto podría originar una crisis de identidad.

Tipografías 

Tipografía

Como indicamos, las tipografías también son importantes. Estas deben representar el carácter de la marca, sin ser muy abrumadoras. 

Para ellos algunos tips es no elegir tipografías demasiado cargadas, que sean inteligibles o difíciles de leer. Ahora, ello no significa pasarnos al otro extremo y tener una tipografía muy seria, ya que eso ocasionaría que el público no conecte con emocionalmente e incluso se sienta repelido. 

Además, una vez elegidas las tipografías, estas se deben mantener para todos los canales. Sería contraproducente usar una tipografía distinta en los diferentes post de redes sociales, por ejemplo. O en los folletos, publicidad, web, entre otros. 

Ilustraciones, patrones y texturas 

Cada elemento gráfico que se utilice sumará o restará en la imagen que tiene el público de nosotros. Por ello,  debemos tener cuidado en cuanto al uso de elementos complementarios a la identidad visual como ilustraciones, patrones y texturas.

Ello no quiere decir que se eviten, sino que lo planteado sea coherente con la línea de identidad visual. Prestemos atención a que los colores no se salgan de nuestra paleta estipulada, la tipografía tampoco y que guarde armonía con el logo.

¿Qué es una marca?

 

Como explicamos en un artículo anterior, una marca está compuesta por las diferentes asociaciones que consumidores -y no consumidores- hacen sobre ella. 

Estas asociaciones pueden generarse de forma intencional -a través de campañas de marketing y publicidad- o pueden ser autogeneradas a partir de las interacciones que uno tiene con la marca.

Vale señalar también que no hay límites para lo que se puede construir como marca. La gestión de marca puede estar asociada también a la imagen de una organización, empresa, personaje público, ciudades o países (Ejemplo: Marca Perú, Marca Lima).

Identidad visual vs. Marca v. Branding: ¿cuál es la diferencia?

Una marca será todas las asociaciones o ideas que existen sobre nuestro producto o servicio, ya sean positivas o negativas, mientras que el branding es el proceso a través del cual desarrollamos una ruta de comunicación con la que esperamos dirigir la percepción del público a un punto específico. 

Es decir, el proceso de branding busca eliminar cualquier barrera o asociación negativa que una marca pueda tener y proyectar la imagen que queremos transmitir.

Ahora, la identidad visual es cómo se proyecta la imagen de la marca en el público a través de elementos gráficos. 

En suma:

  • Marca: cómo las personas perciben su empresa.
  • Branding: las acciones que realizas para crear una imagen determinada de tu empresas.
  • Identidad visual: la colección de elementos de marca tangibles que juntos crean una imagen de marca.

Conclusión

La identidad visual es importantísima para una empresa. Sin esta quedaría como una persona sin rostro, es decir, sería nadie. ¿Cómo se pretende llegar al público sin tener definida la identidad visual? 

Simplemente no se puede. Por ello, los elementos visuales se deben adecuar a las necesidades de la empresa, a los valores de la misma. ¿Te animas a tener una asesoría sobre identidad visual?

Dejar un comentario