Marca: ¿Qué es una Marca y cuáles son sus características?

que_es_una_marca

Sabemos que una marca es aquello que representa a algún producto o servicio en específico y que nos permite identificarlo con rapidez, pero ¿sabes cuáles son sus orígenes, tipos y función? Definitivamente, existen una serie de elementos que son necesarios para construir una marca y te lo contamos a continuación. 

 

Para que un producto o servicio tenga éxito en el mercado actual debe tener una serie de atributos y elementos que los diferencien del resto, además de posicionarlos en primer lugar en la mente de los consumidores. La mejor forma de lograrlo es a través de una marca correctamente desarrollada y una buena estrategia de marketing. 

 

Si estás pensando en crear tu propia marca, entonces debes prestar especial atención a este artículo. ¡La información te será de mucha utilidad!

 

¿Qué es una marca?

La Asociación Americana del Marketing define una marca como “un nombre, diseño, símbolo, o cualquier otro elemento que identifica los bienes y servicios de una empresa y los diferencia formalmente de su competencia”. Otros expertos aseguran, además, que una marca también puede definirse como una reputación en el mercado que tiene una identidad y que se ha traducido en una imagen.

 

Por otro lado, Ogilvy asegura que “una marca es un símbolo complejo. Siendo así la suma intangible de los atributos de un producto, su nombre, empaque y precio; su historia, reputación y la manera en que se publicita. Una marca también es definida por la percepción y experiencia de los consumidores”. 

 

La verdad es que si bien es cierto que existen múltiples definiciones de lo que es una marca, todos coinciden en que es una representación gráfica que transmite a los consumidores los atributos tangibles o intangibles de un producto o servicio para que pueda ser identificado con facilidad en el mercado, diferenciándose de la competencia.

 

Podemos decir, entonces, que la función principal de las marcas se enfoca en identificar y posicionar a las empresas dentro del mercado al mismo tiempo que sirven como elemento publicitario. Una buena marca es capaz de tener valor por sí misma, sin importar el tipo de producto que represente.

 

Origen de las marcas

Las marcas existen desde hace siglos con el mismo propósito: diferenciar un producto de otro. Sin embargo, podemos decir que fueron los artistas plásticos y literarios quienes empezaron a plasmar su identidad en sus producciones. Podría considerarse, entonces, que fueron los libros y las obras de arte los principales antecedentes del surgimiento de las marcas. 

 

De hecho, es a partir del siglo IV cuando empieza a surgir un interés por parte del público por comprar los manuscritos de grandes autores del mundo filosófico o científico como Aristóteles o San Agustín. Por otro lado, en lo que respecta a las obras de arte, Jan Van Eyck es considerado el primer pintor en firmar sus propias obras, iniciando el proceso de búsqueda de identidad de los pintores.

 

Es así como grandes autores y pintores empiezan a dejar sus nombres plasmados en sus obras, con el objetivo de que sus nombres trascendieran y ganaran reputación y reconocimiento.

 

Más adelante, en el siglo XIX aparecen las marcas comerciales durante la revolución industrial. Gracias al surgimiento de las fábricas y la producción masiva de bienes, surge la necesidad de dar identidad a cada producto para diferenciarlo del resto, dándole un nombre e incluso un logotipo.

 

Funciones de las marcas

Como mencionamos más arriba, las marcas no solo cumplen una función publicitaria, sino que también ofrecen otra serie de beneficios de los que las empresas pueden aprovecharse. Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, estas son las funciones de las marcas: 

 

  • Es una manera de garantizar que los consumidores distingan los productos. 
  • Permite a las empresas diferenciar sus productos de la competencia.
  • Es un elemento de comercialización que proyecta la imagen y reputación de una empresa.
  • Puede convertirse en un objetivo de concesión de licencias y ser una fuente directa de ingresos.
  • Es un factor determinante en los acuerdos de franquicias.
  • Motiva a las empresas a invertir en el mantenimiento y mejora de la calidad de sus productos o servicios.
  • Es útil para obtener financiamiento.

 

Desde otra perspectiva, las marcas también sirven para: 

 

  • El registro de una marca proporciona una protección legal a la empresa para usar el nombre de forma exclusiva.
  • Una marca fideliza a los clientes y les permite rentabilizar el negocio.
  • Es mucho más fácil segmentar el mercado ya que pueden introducirse productos de diferente gama bajo una misma marca.
  • Facilita la distribución minorista de productos. 
  • Los consumidores prefieren productos con marca para identificar las diferencias de calidad.

Tipos de marcas

Existen distintos tipos de marca según la relación que tenga con la organización que la sustenta y su rol en el mercado. Estos son algunos de los tipos más resaltantes: 

  • Marca única

Una marca única es aquella que acompaña a todos los productos dentro de una misma empresa u organización. Suele ser una estrategia con un impacto positivo, ya que todas las acciones y comunicaciones se enfocan en una misma imagen, trayendo más beneficios. Resulta mucho más fácil, además, introducir nuevos productos en el mercado, reducir los costos de distribución y desarrollar una imagen corporativa más sólida. 

  • Marca individual

A diferencia de la marca única, cuando una empresa cuenta con una gama muy variada de productos es común que recurran a una marca individual. Esto quiere decir que a cada producto o gama de producto se le asigna un nombre distinto. Sin embargo, este tipo de estrategia hace que sea muy difícil que los consumidores asocien a cada producto con la empresa, evitando que pueda llegarse a una imagen global consolidada.

  • Marca mixta

Como su nombre lo indica, la marca mixta combina los dos tipos de marca anteriormente mencionados. De esta forma podemos decir que los productos pasarán a identificarse con nombre y apellido. Por ejemplo, en el caso de los autos encontramos modelos como Ford Ka, Ford Fiesta, Ford Escort, entre otros. Se sigue usando una misma marca para todos los productos, pero estos se diferencian con un segundo nombre. 

  • Marca de la distribución

Este tipo de marca es, quizás, uno de los más recientes. Se refiere a aquellas grandes cadenas de supermercados o almacenes que empiezan a desarrollar marcas propias y optan por poner su nombre a una serie de productos que venden a precios mucho más competitivos dentro del mercado.

 

Es importante destacar que al desarrollo de una marca debe sumarse la identidad, que es el conjunto de activos vinculados al nombre y símbolo de la marca agregándole valor a los productos o servicios. Sus categorías suelen incluir; reconocimiento del nombre, fidelidad, calidad y asociaciones de la marca.

 

En MarcaLima sabemos la importancia de desarrollar una identidad de marca acorde al mercado y a las necesidades de los consumidores. Es por eso que ofrecemos una serie de servicios que no solo ayudarán a las empresas a posicionarse, sino que también las acercará a la ciudadanía y las hará más socialmente responsables. 

 

 

Dejar un comentario