Progresista: ¿Qué es ser Progre en estos días?

Progresismo

El progresismo es una ideología política dentro de la izquierda democrática. Se caracteriza por buscar la igualdad, la defensa de las libertades personales y la intervención económica. Actualmente se habla mucho de este movimiento pero, ¿qué es ser un progre en estos días?

 

Ser progresista consiste en seguir una serie de doctrinas políticas, filosóficas, sociales y económicas que se caracterizan por la defensa de los derechos civiles de igualdad, libertad y justicia, donde el progreso indefinido de las sociedades es uno de sus principales objetivos. 

 

Esta ideología política, en su mayoría, se considera de izquierda o centro-izquierda, sin embargo, también existen progresistas de derecha. En cualquiera de los casos se debe destacar que el progresismo es completamente opuesto al conservadurismo. 

 

En la actualidad, el término progresista se ha vinculado a las diversas luchas de los colectivos sociales contemporáneos como el feminismo, la sexodiversidad y la ecología, movimientos que se caracterizan por la búsqueda constante de reformas que hagan más incluyentes y democráticos a los Estados.

 

El origen del Progresismo: una ideología del siglo XIX

Podemos decir que el progresismo tiene un primer origen en la Revolución Francesa de 1789, cuando el pueblo francés derrocó a la monarquía absolutista y redactó la primera declaración universal de derechos humanos. Sin embargo, el término resurgió a finales del siglo XIX en Estados Unidos, cuando los activistas sociales empezaron a buscar la manera de promover reformas relacionadas con las condiciones laborales y la humanización de los enfermos y prisioneros. 

 

De hecho, fue gracias a los progresistas que se logró la abolición de la esclavitud, un paso muy importante en la historia, y con la llegada de la Primera Guerra Mundial se empezaron a discutir temas fundamentales, nunca antes discutidos, como los derechos de las mujeres y los movimientos agrícolas. 

 

Se estima que el éxito del progresismo en la historia se debe, además, a que sus escritos detallaban la pobreza, la vida en los barrios marginados, las condiciones precarias de trabajo que existían en las fábricas y que incluían el trabajo infantil.  

 

Ideología del Progresismo

Podemos decir, entonces, que el progresismo agrupa distintas doctrinas políticas, sociales, filosóficas y económicas que tienen como principal objetivo defender y garantizar los derechos humanos como la libertad, la justicia y la igualdad.

 

Dentro del progresismo, destacan una serie de ventajas importantes como: 

 

  • Consideran al Estado como el principal responsable de promover las condiciones necesarias para que los habitantes puedan vivir en libertad y con igualdad de oportunidades.
  • Promueven la democracia y la participación ciudadana, reconociendo los derechos individuales. 
  • Luchan para disminuir la desigualdad social y la injusticia. 

De igual forma, es importante destacar que no existe un único tipo de progresismo: 

 

  • Nueva izquierda europea: no es necesariamente marxista y persigue una sociedad laica, liberal, sostenible y con un mayor porcentaje de financiación pública a la educación y la salud.
  • Corrientes políticas latinoamericanas: aunque suelen ser contradictorias entre sí, también pueden considerarse progresistas. Desde el peronismo argentino, pasando por movimientos ecologistas hasta feministas o socialistas.
  • Partido Demócrata estadounidense: sus ramas de izquierda suelen estar buscando cambios políticos y económicos, mientras que los sectores más vanguardistas buscan una ruptura del sistema bipartidista.

 

 

Características del Progresismo

El progresismo para que pueda ser considerado como tal debe cumplir con una serie de características que detallaremos a continuación: 

Laicista

El progresismo aboga por una sociedad no religiosa, donde la Iglesia y demás instituciones espirituales existan al margen de los acontecimientos políticos y económicos. De esta manera se garantiza que las materias del Estado sean responsabilidad únicamente de los políticos. 

Esto no quiere decir que condenan la religión, al contrario, abogan por que cada individuo posea la libertad de profesar la fe que considere pertinente. Lo que busca el progresismo es que el Estado como tal se desvincule de toda religión.

 

Democrático 

Ser progresista implica aspirar por una pluralidad y diversidad en la que todos los colectivos sociales y actores políticos tengan el espacio necesario para hacerse escuchar, por ende, debe ser democrático, diverso y respetuoso de la igualdad en todos sus conceptos. Dentro de esta ideología todos deberían tener las mismas oportunidades y es responsabilidad del Estado garantizarlas. 

 

Economía mixta

En lo que respecta a lo económico, el progresista defiende un modelo de negocio mixto donde las empresas privadas conviven con el ente público. De esta manera parte de la producción económica estará en manos de particulares, mientras que la otra se convierte en responsabilidad única del Estado. 

 

Por otro lado, el progresismo busca que el Estado también realice una redistribución de la renta y las riquezas para acortar la brecha de desigualdades que existen, consecuencia del mercado. 

 

Igualdad

La igualdad es, en definitiva, el valor más importante que rige al progresismo. Este debe estar presente en todas las políticas tanto a nivel económico como social donde el Estado es el principal responsable y debe velar por su cumplimiento. Bajo este concepto, todas las personas deberían tener igualdad de oportunidades, derechos y riquezas.

 

Justicia social

En segundo lugar, después de la igualdad, la justicia es el valor más importante del progresismo. En este punto, el Estado debe proveer los servicios suficientes y promover las políticas necesarias para alcanzar la justicia social donde se incluya la vivienda, educación y sanidad como prioridades. 

 

Reformista

Otra característica del progresismo es que nunca está satisfecho, por lo que constantemente plantea la necesidad de generar cambios en la sociedad donde se impulse el progreso en materia social, política y económica para alcanzar una constitución de pluralismo y diversidad. 

 

Pragmático

A diferencia de otros movimientos, el progresismo aspira a implementar fórmulas o métodos que ya hayan funcionado y que pueda comprobarse su efectividad. De esta manera evitan ofrecer utopías o soluciones mágicas a los problemas que atentan contra la igualdad y la libertad. Utilizan las palabras y los pensamientos como herramientas para solucionar problemas. 

 

¿Qué es ser Progresista hoy en día?

 

Entonces, ¿qué es ser progre en estos días? Para una persona que defiende esta ideología, la justicia va de la mano con la igualdad de oportunidades, lo que incluye redistribuir la riqueza de los más ricos hacia los más pobres. Aunque no cuestiona el status quo como los comunistas, sí considera que el Estado debe intervenir de manera más firme en el desarrollo de una vida digna. 

 

El progresista actual no tiene miedo de expresar sus opiniones sobre temas polémicos y controversiales como: 

 

  • La legalización y regulación de algunas drogas, entre ellas la marihuana.
  • Despenalización y regulación de la prostitución.
  • Despenalización del aborto. 
  • Visibilización de las minorías étnicas, políticas y sexodiversas. 
  • Matrimonio igualitario y protección a las parejas del mismo sexo.
  • Flexibilización de las políticas migratorias. 

Si bien es cierto que en muchos casos son denigrados o no son tomados en cuenta, son personas con ideales claros que buscan un beneficio social y colectivo. Como se señaló anteriormente, su visión política ha permitido diversos cambios en las sociedades a lo largo de los años, lo cual demuestra el impacto de sus ideas y el poder de sus luchas.

Preguntas Frecuentes

¿Qué significa ser progre?
Ser progre se refiere a ser partidario de ciertas ideas y valores políticos y sociales que se consideran progresistas. Estas ideas suelen incluir la igualdad de derechos, la justicia social, la protección del medio ambiente, la inclusión y la tolerancia, y una mayor participación ciudadana en la toma de decisiones.

¿Qué temas son considerados progresistas en la actualidad?
Algunos temas considerados progresistas en la actualidad incluyen:

  • La lucha contra el cambio climático.
  • La justicia racial y la igualdad de oportunidades.
  • La igualdad de género y los derechos de las personas LGBTQ+.
  • La inmigración y los derechos de los inmigrantes.
  • La reforma sanitaria y la atención médica asequible.
  • La educación y la formación continua.

¿Cómo puedo ser un progre activo en mi comunidad?
Hay varias formas de ser un progre activo en su comunidad, algunas de las cuales incluyen:

  • Informarse y educarse sobre los temas progresistas
  • Participar en movimientos y campañas políticas y sociales
  • Apoyar a organizaciones y líderes progresistas en su comunidad
  • Hablar y escribir sobre temas progresistas en las redes sociales y en otros medios
  • Votar y participar en las elecciones
  • Donar a organizaciones progresistas

¿Qué desafíos enfrentan los progresistas hoy en día?
Los progresistas enfrentan varios desafíos hoy en día, incluyendo:

  • La polarización política y la falta de diálogo constructivo.
  • La resistencia y el oposición a cambios progresistas.
  • La desinformación y el discurso de odio en las redes sociales.
  • La falta de apoyo y recursos para movimientos y campañas progresistas.
  • La falta de representación política progresista en ciertas áreas y niveles de gobierno.
  • La falta de acceso a la educación y la formación para algunas comunidades.

En Marca Lima sabemos la importancia de involucrarnos con los ciudadanos para generar cambios sostenibles en donde vivimos, sobre todo impulsando la participación ciudadana y la búsqueda por la igualdad de oportunidades. Es por eso que trabajamos de la mano de diversas empresas para acercarlas a la ciudadanía, cambiando la manera en que hacen publicidad. 

 

Conoce más sobre Marca Lima, marketing social, incubadoras sociales, marcas ciudadanas y mucho más visitando nuestro blog.