Capitalismo Consciente: ¿Qué es y cuáles son sus características?

capitalismo_consciente

¿Has escuchado hablar del capitalismo consciente? Este concepto de negocios busca cambiar la forma en que muchas empresas trabajan para que dejen de enfocarse únicamente en el dinero y empiecen a realizar buenas acciones. A continuación, conoce más sobre qué es el capitalismo consciente y sus beneficios en la sociedad. 

 

El capitalismo es, en definitiva, la forma más usada de intercambio de bienes y servicios  en la actualidad. Sin embargo, también es bastante criticado ya que consideran que se enfoca únicamente en hacer más ricos a los ricos y no ofrece una igualdad de oportunidades para todos. El capitalismo consciente busca cambiar esta percepción y hacer bien las cosas. 

 

¿Qué es el capitalismo consciente?

El término capitalismo consciente fue creado por John Mackey, fundador y CEO de Whole Foods Market, y Raj Sisodia, un académico de origen hindú. A diferencia del capitalismo tradicional, este se enfoca no solo en generar ganancias sino también en usar los negocios para tener un impacto positivo en la vida de las personas.

 

Podemos decir, entonces, que el capitalismo consciente integra y genera valor en todos sus stakeholders, busca generar un cambio positivo en la sociedad y promueve un modelo de negocio sostenible que priorice a las personas por encima del dinero. 

 

Jaime Graña, empresario peruano con más de 28 años de experiencia como ejecutivo de empresas, asegura que el capitalismo consciente busca el éxito de las empresas sin que ese éxito se logre a costa de nadie,  ni al medio ambiente,  los trabajadores, ni a la comunidad donde se desempeñan, sino buscando el impacto positivo en su ecosistema de forma integral.

 

Explica, además, que este concepto debe combinar la consciencia (capacidad de verse a uno mismo y lo que hay alrededor) y la intención (propósito puesto al servicio de lo que se quiere causar) para generar una cadena de impacto positivo, progreso y bienestar. 

 

¿Cuáles son los principios del capitalismo consciente?

Es un hecho que el capitalismo tiene una deuda a nivel social y medioambiental que ha ido acumulando a lo largo de los años. Es por esto que si las empresas no adoptan en un corto o mediano plazo el capitalismo consciente están condenadas al fracaso. Es indispensable que se comprometan a corregir sus daños y cambien su organización para convertirse en negocios socialmente responsables. 

 

Es así como el capitalismo consciente plantea 4 principios fundamentales que permiten a las empresas cambiar su cultura: 

1. Propósito superior

El primer principio que se plantea en el capitalismo consciente establece que toda empresa debe alinearse a un objetivo que no se base únicamente en hacer dinero sino que más bien busque algo más profundo, que genere valor a la sociedad y busque ser más socialmente responsable. El propósito es la razón de ser de una organización, debemos hacernos las preguntas ¿qué problema social, ambiental o humano ayudan a resolver los bienes o servicios que ofrecemos?, ¿qué valor aporta nuestro negocio al mundo?, ¿si el día de mañana dejáramos de existir, quién nos extrañaría y por qué?

 

Esto no quiere decir que la empresa no debe enfocarse en ser rentable y generar ganancias, sino que su principal objetivo no debe estar limitado a esto: es indispensable que se preocupe por el bienestar

2. Integración con Stakeholders (grupos de interés) 

El siguiente paso consiste en reconocer de qué manera ese propósito lo viven cada uno de los grupos de interés  de una organización:  trabajadores, proveedores, clientes, inversionistas, sociedad y medioambiente Todos cumplen un papel fundamental y son parte de su ecosistema , por lo que deben ser tomados en cuenta y forman parte de las decisiones de negocio.

 

Esta relación es interdependiente y, para que se obtengan mejores resultados, se les debe generar valor a cada una de las partes. Se genera un entorno virtuoso ganar-ganar-ganar. El capitalismo consciente conlleva a un alineamiento natural de los propósitos de cada uno de sus miembros y lo que esperan obtener, de esta forma se generan círculos de mayor compromiso, confianza y satisfacción, traduciéndose en un mejor rendimiento. 

3. Liderazgo consciente

Para que el capitalismo consciente genere real impacto, el líder de la organización es quien debe cambiar la cultura según el propósito superior, siempre tomando una postura más humana y preocupada por el bienestar de sus colaboradores y quienes los rodean. Es así como deben participar tanto colaboradores como stakeholders para generar valor, respetar y cuidar la sociedad y el medio ambiente.

 

Sin embargo, sin un liderazgo congruente entre lo que piensa, dice y hace, tanto dentro como fuera de la organización, esto no es posible. El líder debe ser capaz de entender por qué existe la empresa y cómo contribuye a la comunidad para, con base en esto, plantear el propósito superior y qué debe hacerse para alcanzarlo. 

4. Cultura consciente

El cuarto y último principio consiste en integrar una cultura consciente en la empresa, por lo que es necesario definir la visión, valores y principios (comportamientos) bajo los cuales se regirá. Lo que se busca es que todas las personas que participan (sean internos o externos) puedan experimentar una mejor forma de hacer negocios. 

 

Es necesario destacar que los colaboradores y stakeholders deben entender en qué consiste esta filosofía de capitalismo consciente y por qué es tan importante incluirla en la empresa. Este entendimiento va más allá de verlo en una presentación o leerlo en un afiche. Se trata de vivirla en el día a día. De un involucramiento a todo nivel.

 

¿Por qué es necesario el capitalismo consciente?

“Estamos destruyendo a un paso súper acelerado la gran mayoría de las especies. El capitalismo tiene una deuda tanto a nivel social como a nivel ecoambiental”, nos cuenta Jaime. Esto se debe, esencialmente, a la poca responsabilidad que han tenido muchas empresas en el mundo respecto de  su impacto social y ambiental y lo lento que se han ido interesando por cambiar y remediarlo”. 

 

“Estamos en este espacio de tomar consciencia de que la empresa es un elemento más de la sociedad, de la economía, del mundo y como tal tiene responsabilidades y un rol mucho más grande que solo generar utilidades”, agrega.

 

El capitalismo consciente ha llegado para generar un cambio importante en el mundo y es indispensable no solo para que las empresas puedan tener éxito sino también para remediar los daños que han venido ocasionando. Sobre todo teniendo en cuenta los niveles de contaminación en el medio ambiente, es indispensable contar con modelos de negocio más conscientes, que cuiden los recursos naturales y reduzcan su impacto negativo. 

 

“Ya en muchos países del mundo los consumidores están dando la pauta y diciendo ‘mira, si no tienes un empaque eco amigable o un sistema de reciclaje que recoja toda la basura que tiras ya no quiero comprar tu producto”. Poco a poco la sociedad misma busca responsabilizar a las empresas y obligarlas de alguna manera a cambiar su filosofía.    

 

Sobre este tema Jaime toca un punto bastante importante: la impunidad. “Necesitamos tener un sistema más justo para que quienes realmente vayan en contra de la ley, sean corruptos y destruyan, se hagan responsables”. 

 

¿Cómo aplicar el capitalismo consciente?

Jaime asegura que el mayor reto al que se enfrentan las empresas que desean pasarse a esta filosofía de negocios es encontrar un propósito que sea mucho más grande que solo generar dinero y alinearlo con su estrategia y ejecución. 

 

Lo que muchas veces sucede es que por más que tengan un muy buen producto o servicio que ofrecer no son capaces de atraer a los consumidores y esto se debe a que no tienen un propósito lo suficientemente claro, o sus prácticas no son coherentes tendiendo a caer en greenwashing o purposewashing. Así que la mejor manera de aplicar el capitalismo consciente consiste en empezar a aplicar los principios de la filosofía y comprometerse con un propósito que busque el beneficio que trasciende a la empresa, impactando a quienes la rodean. 

 

En este sentido, en Marca Lima nos consideramos una empresa que aplica la filosofía consciente, ya que nuestra intención es tener un sistema más justo para todos los peruanos y todo nuestro trabajo se enfoca en este objetivo. Si bien es cierto que ofrecemos servicios que tienen un precio determinado, nuestras ganancias están dedicadas a trabajar con la comunidad.

 

Creemos que es importante hablar más sobre el capitalismo consciente, sobre todo entre los jóvenes, para normalizar el tomar consciencia. Recordemos que son las nuevas generaciones quienes se convertirán en los próximos líderes de empresas, organizaciones e instituciones y en ellos recaerá la responsabilidad de hacer el cambio. El tomar consciencia debe nacer desde uno mismo para poder extenderlo a los demás, ya sea en una empresa, en la familia o sociedad en general. Se puede empezar con prácticas simples como realizar una meditación diaria y realmente analizar cuál es nuestro rol en este mundo. Como humanidad somos una unidad y si la consciencia no parte de todos, entonces no habrá un verdadero cambio.

 

Conoce más sobre el capitalismo consciente, el marketing social y la importancia de la responsabilidad social de las empresas en nuestro blog.  

 

*Si deseas ahondar en la importancia que tiene el capitalismo consciente en las empresas del Perú, puedes leer este interesante informe sobre el Liderazgo empresarial que necesita el Perú para mejorar sus instituciones y fortalecer su democracia, elaborado por Capitalismo Consciente Perú.