Comunicación Estratégica: ¿qué es y cuáles son sus características?

Comunicación Estratégica

En las empresas u organizaciones la comunicación es vital para establecer los flujos de trabajo de las diferentes áreas que la conforman. En ese sentido, la comunicación estratégica es la que permite planificar todas aquellas acciones de comunicación para lograr las metas de la compañía. 

Sin embargo, a diferencia de la comunicación interna o externa, que abarcan aspectos específicos, la comunicación estratégica es el plan global de comunicación que integra todas las áreas de la organización para que todo lo que se comunique a nivel interno y externo sea coherente con los lineamientos y valores de la empresa. 

Así, se trabaja en coordinación con el área de relaciones públicas, prensa, protocolo, marketing, imagen institucional, comunicación interna y externa, responsabilidad social, entre otros. 

El pilar fundamental es considerar la realidad, el contexto y a los seres humanos como complejos, que pueden cambiar constantemente y que no hay blancos y negros, sino grises. 

La comunicación estratégica trata de prever los distintos escenarios que ocurren y tener un plan para salir victoriosos de los mismos. Además, considerar al público también como variable en comportamiento. 

Lo que se pretende es encajar con las necesidades del ser humano y su entorno, por lo que este tipo de comunicación trata de ser innovadora. social y ambientalmente responsable. 

¿Cuáles son los beneficios de la Comunicación Estratégica?

Los principales beneficios de implementar una comunicación estratégica son: 

  • Evita que parezcas improvisado

Nadie quiere parecer un improvisado, mucho menos si se trata no de una imagen individual, sino de una identidad de marca. Por ello, tener un plan de comunicación estratégica te permite tener una brújula con la que guiar los proyectos de tu empresa. 

  • Ahorra tiempo y dinero

Además de evitar que parezcas improvisado, tener una estrategia de comunicación permite prever las situaciones adversas que puedan ocurrir. De esta forma cuando pase, se podrá implementar el plan ya desarrollado y se ahorrará tiempo. Asimismo, al tratarse con anticipación, también generará un ahorro de dinero.

  • Desarrollas conexión con el público y se consolide una identidad de marca

Seguir una misma línea en el plan de comunicación estratégica es vital. Con ello reafirmas los valores de la marca y estos no se ven desconectados o se contradicen con las demás publicaciones. 

Lo que ocasiona es que el público objetivo desarrolle un vínculo más cercano y coherente con la empresa. Y a la larga se logra la fidelización.

  • Te permite medir el crecimiento de tu empresa en base a objetivos

El plan estratégico de comunicación se basa también en objetivos a corto y largo plazo que pueden ser medibles. Por ello, se recomienda establecer objetivos medibles. ¿Cómo reaccionaron cuando publiqué algo relacionado a la política/religión? ¿Fue la mejor reacción esperada o lo puedo mejorar?

Todo ello es medible para saber si el plan de comunicación estratégica funcione.

¿Cuáles son los Objetivos de la Comunicación Estratégica?

La comunicación estratégica tiene como objetivo implementar y ejecutar acciones que puedan hacer que el vínculo entre la marca y el contexto social, cultural, político, etc. se lleve de la mejor manera y no condicione al cumplimiento de la meta.

Una de las tareas principales es llegar al público objetivo de la mejor manera posible. Puede ser su público interno (trabajadores, flujo de comunicación interna) como público externo (clientes, organizaciones con las que buscar alianzas, etc.). 

Esto solo será posible si se establecen planes de contingencia en caso haya desajustes en el contexto. Es así que se deberá tener mapeado por completo tanto a la organización como al entorno para que se optimicen los beneficios y costes. 

Es todo esto lo que convierte a la comunicación como un proceso estratégico. Siempre cuidando que no se pierdan los valores e imagen de marca, como señala en todo momento el fundador de Marca Lima.

Niveles de la Comunicación Estratégica

La comunicación estratégica está dividida en cuatro niveles: nivel estratégico, nivel logístico, nivel táctico y nivel técnico. 

Nivel estratégico

 

Este es el nivel en el que la organización toma en cuenta el plan general de comunicación que hará que se cumplan sus objetivos. Se conoce la realidad de la marca y se propone hasta dónde se quiere llegar. 

Es, básicamente, explotar todo el potencial que tenga tanto la organización como sus colaboradores, pero con el foco en resultados de largo plazo.

Nivel logístico

Nivel Logístico

Lo que se hace en este nivel de comunicación estratégica es orientar a la organización a la producción y mantenimiento de todos aquellos recursos que se consideren necesarios para conseguir los objetivos estratégicos planteados. Es el área de logística la que se encarga de asignar tareas y proporcionar los recursos.

Nivel táctico

Nivel Táctico

Aquí lo que se considera es cuál es la mejor estrategia para explotar los recursos de manera eficiente, además de cuál es el mejor momento para hacerlo.

Nivel técnico

Nivel Técnico

En este nivel ya se llevan a cabo todas las actividades planteadas en el plan general de comunicación estratégica.

La Comunicación Estratégica y el Manejo de las Crisis

Manejo de Crisis

El manejo de la comunicación estratégica es más que conseguir objetivos comerciales de venta o validación de alianzas y más que mostrar qué es lo que hacen las organizaciones. 

Lo que implica es tener una adecuada gestión de los públicos de interés, tener mapeados y evaluar las posibles crisis que se puedan presentar y el mejor manejo que se le puede dar de tal modo que se mantenga la reputación de marca. 

Las principales preguntas que se debe hacer para una comunicación estratégica son qué quieres comunicar, a quién quieres comunicar, cómo vas a comunicar, cuándo se ejecutará tu plan y sobre todo por qué quieres preguntar. 

En una situación de crisis, por ejemplo, cuando la reputación de la marca está en juego, cuando los niveles de venta son muy bajos o la credibilidad de la empresa se ha visto perjudicada, se debe ejecutar el plan de comunicación de crisis. 

Para ello, previamente, en el plan general de comunicación estratégica se debe haber considerado que en tiempo de crisis un equipo determinado debía asumir el manejo de la misma. Este se activa cuando inicia la crisis y trata de aplacarla. 

En este plan no debe haber improvisaciones, ya que se juega el todo por el todo. Deben estar activos el gerente general de la empresa, el especialista legal, jefe de imagen y al menos un representante de cada área. 

También se pueden convocar a especialistas en específico, pero eso dependerá del tipo de crisis que se quiera manejar.

Estos son los principales pasos ante la aparición de una crisis: 

  1. Saber  qué  ocurrió y realizar  análisis. 
  2. Convocar  al equipo de crisis e identificar las fortalezas  y  errores  cometidos. 
  3. Definir los  mensajes claves de amortiguamiento. 
  4. Establecer  las prioridades de acción  (Conferencia de prensa, solo nota de prensa, entrevistas 1 a 1). 
  5. Evaluar posibilidad de viajes, relacionamientos de  asuntos públicos,  y  diálogos de  concertación. 
  6. Realizar  monitoreo de medios específicos. 
  7. Desarrollar reuniones sostenidas con  el equipo,  de manera presencial o  virtual y ver oportunidades. 
  8. Considerar  la  táctica del silencio activo. 
  9. Cerrar la  crisis (comunicado, agradecimiento, carta pública, reapertura  de  operaciones  habituales).

Conclusión

Las organizaciones que cuentan con un plan estratégico de comunicación son más propensas a tener éxito en las acciones que realizan, ya que estarán un paso adelante de su competencia. Son grandes los beneficios de una comunicación estratégica que se reflejan tanto en el día a día como en los tiempos de crisis. ¿Te animas a preguntar por una asesoría en comunicación estratégica?

Dejar un comentario